Y como les prometí en el primer post de mi blog, Tarapoto, Ciudad de las Palmeras, que haría 3 documentales, éste, “Anfibios y Reptiles Gigantes”, es prueba de ello; pues, los dos primeros que preparé son Los Invertebrados más Grandes e Impresionantes (del presente) y Los Invertebrados más Grandes e Impresionantes (del pasado). También se acordarán que redacté los sucesos de una caminata que tuve en la selva, cerca de mi hogar. Les juro que luego vendrá uno más (y muchos más), y así “relajan” su mente tras haber leído tanto dato científico.

El documental que estoy a punto de comenza
r, será casi de la misma magnitud que el segundo y, como siempre, tratando de no ser de lectura muy pesada, sino más bien, con una dosis de lenguaje coloquial y entretenido (si así les parece). Ya pueden ir viendo que el título nos dice “todo”. ¡No se asusten! Ni Godzilla ni el Leviatán fueron “invitados” a ser parte del elenco de monstruos (o no tan monstruos) de estas publicaciones, ya sea porque uno es una aberración producida por la radiación nuclear del cine y el otro es el terror de los marineros que se cuenta en la Biblia. Lo que describiré aquí no será ficción cinematográfica y tampoco meros relatos de la gente que vivió antes de Cristo. Todas las especies que leerán y verán en estos posts han sido catalogadas y reconocidas por la ciencia. No piensen que estoy en contra de los fanáticos del gigantesco reptil que sacó del quicio a Jean Reno y estén forjando una idea tal vez crítica de mi persona cuando doy motivos por dudar de las escrituras del Antiguo Testamento. Les revelo que la película de la bestia que dejó patas arriba a Manhattan me entretuvo y que la criatura enorme del mar, nombrado en el AT, me hace pensar que fue un dinosaurio acuático.

Pero vayamos directo al grano y lo que ustedes esperan del autor de este blog… Ya he advertido en los anteriores documentales a los individuos susceptibles a los animales raros y de dimensiones superiores a lo normal. Así que si aún alguien no supo de esto, pues ahora ya están enterados de mis gustos extraños. Las especies que alisté no paran de competir en tamaño: siempre nos sorprenden con un nuevo descubrimiento científico, y por lo tanto, nuevas medidas. De antemano, me disculpo si cometo alguna equivocación con los datos de estos remotos seres, que les adelanto que serán siete… Y de una vez, sin más cháchara, arranco:

rana goliathLa rana Goliath: De nombre científico Conraua goliath, es una especie de batracio anuro perteneciente a la familia Petropedetidae. Habita en África Occidental, en las selvas de Camerún y de Guinea Ecuatorial. Muchos lo consideran el anuro (sin cola) más grande del mundo. Llega a medir entre 76 y 80 centímetros desde la nariz hasta los dedos de los pies con las patas extendidas, y 33 centímetros con las patas dobladas. A pesar de sus 3.3 kilos de peso máximo, este vertebrado es capaz de saltar por encima de una persona bajita como si fuera el mejor de los atletas: su récord es de 3 metros. Qué envidia le tengo a esta rana… ni con el trampolín pude botar tan elevado.


La rana gigante del Titicaca: Este anfibio, de nombr
e científico Telmatobius culeus (¡qué curioso nombre!), es un poco más pequeño que la rana Goliath, y es obvio que es natural del lago Titicaca, extensión de agua que ocupa los territorios de Perú y Bolivia a 3,815 m.s.n.m. Eso está muy arriba. No por gusto el Titicaca se ha ganado el apelativo de “El Lago más Alto del Mundo”.
telmatobius culeusA causa del bajo contenido de oxígeno en torno a este lago, el T. culeus respira por la piel (cutánea), es una especie propiamente acuática, y cuenta con grandes pliegues en la piel por todo el cuerpo. Estos pliegues le permiten aumentar las proporciones de oxígeno que absorbe debido a que el aumento de la superficie a un mismo volumen, amplía el ratio de la superficie de la piel, característica que también es observada en otros continuamente acuáticos batracios.

Las ranas del Titicaca miden alrededor de 25 centímetros de longitud, con varios pliegues de la piel por el abdomen, el estómago, las
piernas y el cuello. Su coloración puede ser diversa: verde aceituna con vientres de tono durazno, gris, u oscuro con manchas en la espalda; además hay unos que hasta son completamente negros, con o sin blanco moteado. Pero la mayoría de los ejemplares son de tinte oscuro en el dorso, adaptación para soportar la abundancia de rayos UV que están presentes en esas zonas tan elevadas. Sería “bueno” darse un bronceado por esas latitudes, mucho “mejor” que en las playas marinas.
rana gigante del titicacaA inicios de los años 70, una expedición conducida por Jacques Yves Cousteau, ha informado de especímenes de ranas de incluso medio metro de largo, con un peso de un kilo, de modo que resultaría la rana acuática más grande del mundo. Sin embargo, algo trágico está pasando con este anfibio del Titicaca: su estado es crítico. Cada vez es más difícil de localizar al animal en las colectas del lago, a pesar de que los habitantes los atrapan con menos frecuencia. Aparte, en su fase de renacuajo son víctimas del pejerrey y la trucha, lo que impide su desarrollo y repoblamiento.

Acá, en el Perú, es en donde se caza a este animal para prepararlo como potaje. Es normal que en el departamento de Puno se dé como plato principal a la rana gigante, que por cierto es un infalible afrodisiaco al beberla en un jugo. Espero pronto estar por esos lares para probar nuevo
s sabores, aunque quizá sean asquerosos. Ya me atreví a comer gusanos fritos y hormigas cocidas, que no dudo que sea capaz de ingerir una rana en la hora de la hora… y afrodisiaco, ¿no?


El sapo gigante de Madagascar: Un equipo de p
aleontólogos descubrió en una nación insular al sur de África los restos fósiles de un sapo enorme que mide 40.6 centímetros y tiene un peso de 4.5 kilos y vivió hace 70 millones de años junto a los dinosaurios; me estoy refiriendo, como sabrán, al sapo gigante de Madagascar. Por las características tan novedosas que tiene, los expertos, liderados por el paleontólogo David Krause, lo denominaron “sapo diabólico”. Estos investigadores piensan que este batracio es perteneciente a la familia de sapos que ahora vive en Sudamérica. En mi opinión, tal vez tenga algún parentesco con la rana del Titicaca.
sapo gigante de madagascar“Este sapo, si ha tenido las mismas costumbres que los de la familia de anfibios en América del Sur, fue muy voraz. Es hasta posible que devoró mamíferos, ranas más chicas y, teniendo presente su tamaño, incluso a dinosaurios incubados”, ha explicado Krause… El grupo de este científico le bautizó al sapo como Beelzebufo ampigna, en alusión a la “bestia diabólica”.

Continúa...

Vías: Wikipedia-Rana Goliath
Wikipedia-Rana del Titicaca
ElDiario.net
LaOpinion.es

0 huellas:

Publicar un comentario

Deja tu huella y sabré que alguien pasó por aquí...


No se publicarán comentarios fuera de la temática del blog, ni mensajes que sólo tengan como interés hacer publicidad, o que contengan agresiones o insultos de cualquier tipo.
Además, no es necesario que escribas el mismo comentario; éste será aceptado o rechazado una vez sea revisado:

Videos de Me Escapé de Casa