El caracol gigante africano: Y ahora es el turno de un molusco gasterópodo, el Achatina fulica o caracol gigante africano; siendo el más grande de su grupo, alcanza los 30 centímetros de longitud y los 200 gramos de peso. Natural del sureste africano, se expande por el mundo y es una verdadera plaga para la agricultura. Aquí, en Perú (mi tierra), los pobladores de la selva gustan de comer a otra especie de caracol, el Megalobulimus maximus, luego de un paciente proceso de selección y limpiado. Una vez a las quinientas he probado este exótico plato, y créanme que no sabe muy feo, aparte que es nutritivo. De manera que supongo que el A. fulica es también tanto comestible como reconstituyente.
caracol gigante africano


El geoduk: El Panopea abrupta, de la costa norteamericana del Pacífico, es la almeja más grande del presente. Logra pesar 7.5 kilogramos y medir 2 metros de largo. Estos moluscos son realmente longevos, pues se encontraron ejemplares con hasta 160 años. En las costas de Europa existe una especie semejante, la Panopea glycimeris, nombrada normalmente como la arola gigante, cuya concha pasa de los 20 centímetros.geoduk
El isópodo gigante: Este crustáceo se parece a un Pokémon que no recuerdo su nombre y, personalmente, al ver sus fotografías, me dan un poco de asco, pero no mucho como para vomitar. Varios dirán que podría ser la mascota de Depredador o Alien. Esta “monstruosidad” marina es pariente de la cochinilla de humedad, aunque sus dimensiones multiplican bastante al diminuto bicho de huerto. En efecto, este extraordinario crustáceo, de nombre científico Bathynomus giganteus, es la especie más grande de la familia de los Isópodos del que se tiene noticia. En las imágenes se diferencia que el tamaño de este isópodo es por lo menos 40 veces más que su pariente de jardín que, como él, se enrosca también sobre sí para formar una esfera protectora con su fuerte caparazón exterior al sentirse amenazado. Vive en los mares del mundo entero, de 200 a 2,100 metros de profundidad, y se adapta a la escasez de comida, rebuscando incansablemente en el fondo y se alimenta de casi lo que sea que caiga de fuera del agua.isopodo giganteel isopodo gigante
El cangrejo gigante japonés: Y como penúltimo invertebrado, otro crustáceo, el cangrejo de isla japonés (Macrocheira kaempferi), perteneciente al grupo de los cangrejos araña, distinguidos por su caparazón triangular. Habita en el fondo del océano Pacífico y se identifica por ser ciego, contar con un oído desarrolladísimo y poseer unos pelillos sensibles a los sonidos submarinos, lo que le permite captar ruidos cuando aún sus mismos oídos no pueden hacerlo. Se trata del artrópodo más grande que se conoce. Sus patas miden más de 1.5 metros de largo, cantidad que agregada al comparativamente cuerpo pequeño, le da un diámetro total de 4 metros. Su masa es de 20 kilogramos y se piensa que vive más de una centuria.
cangrejo gigante japones
Las langostas gigantes: Y finalizo la lista de enormes invertebrados con las langostas y bogavantes gigantes. Los expertos dicen que los americanos son los de mayor tamaño, aunque las del mar Mediterráneo, como se ve en la foto con el tío rollizo, no tienen que envidiarle en lo absoluto. Con sólo un ejemplar, un individuo tendría alimento para una semana, eso si no es alérgico a la comida marina... Quién sabe. Quizás el profesor Salinsky utilizó su máquina en langostas de tamaño normal o en cualquiera de los bichos descritos en este documental.langosta gigante del mediterraneo

De esta manera acabo de nombrar, describir y mostrar a 25 de los invertebrados más grandes e impresionantes que pueblan la Tierra. Claro que no son todos,
pues hay muchos que seguramente se me escaparon y además habrá miles —tal vez millones— de especies aún por descubrir. El mundo es tan inmenso que, pese a los avances tecnológicos y el aumento de la población, se sigue encontrando ecosistemas en lugares recónditos y de difícil acceso. Sin embargo, no culminaré mi documental sin haberles contado lo que a mí también me contaron, y, por más fantasioso que pueda parecer el relato, la incertidumbre pierde ante mi credulidad. Después, ustedes amigos lectores y visitantes, saquen sus propias conclusiones.

Hace cinco o seis años, mi primo y mi hermano me acompañaban a jugar tenis de mesa en un mirador turístico de mi ciudad. Íbamos la mayoría de los fines de seman
a en las mañanas. El camino de mi hogar al sitio es ascendente y se tarda en llegar una hora aproximadamente a pie. Algunas veces transportábamos herramientas para la caza de insectos o una bebida (como vino o chela) para amenizar el ambiente. Rápido amistamos con el dueño del centro y su hijo de 14 años. Y uno de esos días, mientras nos entreteníamos con las paletas y la pelota de ping-pong, el muchacho, sabiendo de nuestro interés por los bichos, nos narró algo más que fascinante. A él y a sus padres, un día como cualquiera, les visitó un ser de color negro con “caparazón”, cuerno y antenas: un escarabajo. Así es. Un coleóptero. No obstante, este insecto parecía sacado de una película de monstruos. El animal en cuestión era del tamaño de una tortuga galápago joven. Que me parta un rayo si estoy alterando la historia. Tal y como se los digo: el escarabajo era una aberración de la Biología. El adolescente y su padre me lo contaron sin la más mínima divagación. El chico hasta se atrevió a pararse encima del anormal hexápodo y esperar que lo moviera, cosa que lo logró, según él. “Era tan manso como un cordero”, me confesó nuestro amigo. Y de golpe le hice la pregunta clave: “¿Dónde está ahora?”... La respuesta me derrumbó. Se lo habían vendido a un gringo mochilero que nunca más supieron de él. Ya transcurrió regular tiempo desde que sucedió eso, ¿y por qué no tengo noticias del paradero de un insecto que no pasa desapercibido ni de lejos? Ojalá pronto el extranjero deje a un lado su recelo. La ciencia debe catalogar a un escarabajo como ese. Pero sería alucinante una hormiga del tamaño de un conejo o una mariposa con la envergadura alar de un águila. Nada es imposible para el Creador. La duda está sembrada en ustedes.mirador turistico de tarapoto
Vías: Tejiendo el Mundo Vso-Start

0 huellas:

Publicar un comentario

Deja tu huella y sabré que alguien pasó por aquí...


No se publicarán comentarios fuera de la temática del blog, ni mensajes que sólo tengan como interés hacer publicidad, o que contengan agresiones o insultos de cualquier tipo.
Además, no es necesario que escribas el mismo comentario; éste será aceptado o rechazado una vez sea revisado: