Cuatro Poemas de Amor (para variar)

Publicado por El Caminante 24 enero 2010 Etiquetas: , , , ,

Y nuevamente en Me Escapé de Casa, mi primer blog personal, regreso con la publicación de poemas, ahora amigos(as), todos de Amor; y aunque les suene ridículo a algunos, de Profundo Amor. Podrán leer cuatro poemas que escribí hace unos años también en mi vieja Pemtium III. Pero para qué más presentaciones si cuando terminen de repasar este post, sabrán lo que mi corazón ha sentido durante esas fechas… Así que, lectores y visitantes, ahí les dejo una “parte de mi alma” (sin intención cursi):


PRIMER POEMA


Figura Femenina
Tu esbelta figura despierta y activa mis sen
tidos
de un profundo letargo que finalizó tardío.
Tus curvas femeninas resaltan con estrechos vestidos,
verte así mi corazón se agita como en tormenta un navío.
Hasta del
mismo viento he tenido celos
cuando las brisas recorrían por tu cuello.
Hay instantes en cuando éstas hacen flotar tus pelos
y de lontananza observo un perfil de lo
más bello.
Tus piernas se asemejan a esculturas bien moldeadas,
al parecer el cincel del Escultor no dejó huella alguna;
desde la cintura a los pies están muy b
ien talladas
como la labor del viento del desierto en cada duna.
Tus pechos se erigen como dos montañas paralelas,
en donde
tus pezones se encaraman en la cima,
los cuales se hacen más notorios en noches gélidas,
pues ésta es una sensualidad que sólo en ti se arrima.
La fineza y exquisi
tez de tu cintura me embelesa
como el ruido vespertino del agua de una cascada.
Siento un cosquilleo inquietante en mi cabeza
al concentrar mi atisbo en los lados tuyos, mi amada.
Tu rostro alberga a la complacida belleza:
tus ojos, tu nariz, tu boca, tus mejillas, tu pelo…
todos te los moldeó el
Escultor con gentileza
como dádiva que te vino desde el cielo.

rostro de una mujer
SEGUNDO POEMA

Antesala

La tórrida ternura de tus manos
arrecia un incipiente deseo,
un plagar de florecientes impulsos
conglomera en mis cinco sentid
os,
el roce insinuante de tus dedos
pulula mis hormonas acumuladas.
Se alimenta más la fragua…
Se deshiela más el pudor…
Salado vertido de los poros,
viperinas son las lenguas,
aunque benévolo el desenfreno.
Almíbar degustado del óscul
o,
m
ezcla mísera en discreción,
la química dual de sustancias
produce homogeneidad corporal.
Raudos los palpitares.
Redobla
dos los suspiros,
más allá, más allá… el amor…
y sólo el amor, medrará el acto.
mujer hermosa
TERCER POEMA

Del Mar a Amar
Como la pausada brisa del ocaso marino
que provocó un rizado de olas espumeantes,
la que en la costa se detuvieron a paso cansino
marcando en la arena líneas serpenteantes.
Como el barco que n
avega solo en alta mar
va dejando una estela a su lento paso,
tal vez escogerá una dirección al azar
de la que virará impremeditado su trazo.
Como olas y arena de la playa me siento,
como estela y barco del mar me bamboleo,
ya que todos cambian con el soplo del viento
y con los rayos del astro rey me soleo.
Todo es un ciclo en la infinita naturaleza,
el cambio sigue su rumbo inacabable,
rumbo que sigue un sendero que nunca cesa
porque da vueltas rutinarias e interminables.
Ruego
que mi destino vaya a buen recaudo
y halle en su p
uerto un lozano amor
que acribille mi corazón con sus petardos
y que perdure como desde su espléndido albor.
Mi amada dándome bendición y suerte,
qué mejor sería en mi vida para sobresalir!
y sin temerl
e a casi nada, ni a la muerte,
sabré e
n el mar de la vida qué corriente elegir.mar
CUARTO POEMA

Te Espero
Puedo estar seguro de amarte una eternidad,
porque la eternidad desconoce los límites.
En ese tiempo puedo navegar tu inmensidad
y recibir cada señal de amor que me emites…
Te ofreceré mi universo de pensamientos
colmándote con los deseos de mi alma,
llenando a tu corazón con mis sentimientos
y reconfortándote con paciencia y calma.

¿Puedo sentirte sin tener tu cuerpo presente?
y, ¿percibo tus sensaciones al mismo instante?
Estare
mos siempre juntos aunque estés ausente
y trataré de tener tu ensoñada silueta por delante.
Sé que continuarás esperándome en vida nueva,
sé que jamás renunciarás al sueño que anhelas,
sé que todos los días al Señor con fe ruegas,
sé que por mí a tu ansiosa alma encarcelas…

Ignoro como suena el timbre de tu voz.
Desconozco el sonido de tus risas y cantos,
y sé que est
ando juntos se multiplicarán por dos
como el trinar de dos tórtolos en el campo.
Sé que en tu lucha con el Mal a veces sucumbes
y también sé que bregas por salir airosa,
¡rechaza las obscenas propuesta
s de los hombres
y no dejes lastimarte ni con el pétalo de una rosa!

Recuerda que años atrás pasabas por tu niñez,
recuerda que el pecado mundano en ti no había,
recuerda que en tus gestos poblaba la candidez,
recuerda la pura inocencia de aquellos días…
No distingo el olor de tu piel perfumada
ni el almizcle que destilan tus poros rezumados.
No penetro aún en los aposentos de tu morada
ni todavía me recuesto sobre tus táctiles prados.

Aún n
o me revuelco contigo frente a las brasas,
esperando que llegue el momento preciso…
Aún no acarician mis manos tus masas
ni mis dedos se pasean por entre tus rizos…
Solo espero el despejar de mi nefasto cielo
y el solicitado arribo de la vida nueva.
Solo espero inmutable tras
el dorado velo
que el venturoso soplo
de tu aura lo mueva.
chica en el lago
Y con eso acabo de mostrar cuatro de mis inspiraciones poéticas al mundo entero, puesto que en la web se abre cualquier puerta o rompe las fronteras (cuestión de que encuentren el sitio). Ya había llegado el día (o los días) que salga(n) de mis archivos personales algo que deseaba compartir con los cibernautas, una muestra de sentimientos y arte a la vez

¡Qué pasen un feliz domingo!; a lo que yo, estaré retornando el martes, siempre y cuando las prácticas pre-profesionales no consuman mucho tiempo. No se olviden de siempre visitar a este “loco de la Red” ;).

0 huellas:

Publicar un comentario

Deja tu huella y sabré que alguien pasó por aquí...


No se publicarán comentarios fuera de la temática del blog, ni mensajes que sólo tengan como interés hacer publicidad, o que contengan agresiones o insultos de cualquier tipo.
Además, no es necesario que escribas el mismo comentario; éste será aceptado o rechazado una vez sea revisado: