Río Tioyacu (Rioja Perú)
Agregué un nuevo río en mi lista. El Tioyacu es de aguas muy claras e, inclusive, cristalinas como espejos con escarcha en determinados cauces. Si tienes la bendición de llegar a esta dócil corriente en un día de rebosante sol y vacío de nubes, podrás ser testigo de un esplendor en sus aguas. Una vista sacada como de un cuento de hadas. El momento que por primera vez mis ojos se clavaron en Tioyacu, para desdicha de este explorador, no fue el adecuado, ni tampoco para los turistas que venían tras de mí. De todas formas no quise adelantarme a predecir el clima de aquel martes de Noviembre. Cualquier cosa podría suceder. Solamente la Divina Majestad sabía si el tiempo mejoraría o empeoraría. Y de pronto, mientras oteaba el cielo, sin siquiera hacer intentos por eludir mis impasibles divagaciones infantiles, me pasó por la cabeza uno de mis pensamientos habituales cuando termino sintiéndome un inútil. Algo que muchos lo interpretarán como “tener aspiraciones todopoderosas” o “desear ser Dios”. Otros quizás —y es más seguro que esto— lo catalogarán de puerilidades o de un síntoma crónico, producto de la lectura acérrima de cómics… ¡Quería tener súperpoderes! Así es, ¡súperpoderes! Para alterar el clima, específicamente. Algo parecido a los de Tormenta (Halle Berry) en X-MEN. En cambio, yo haría todo lo contrario con las nubes y el viento. Alucinante, ¿no? Qué fanático de Marvel o los Animes no soñará como este, para los aburridos y supuestamente cuerdos o serios hasta para beber la sopa, desquiciado tipo que escribe lo que hace y piensa en su blog… Bueno, espero no haber ofendido a alguien.
Río Tioyacu debajo de un puente (Rioja, Perú)
El río Tioyacu se diferencia de otros de la provincia de Rioja, por ser de aguas tan claras que es posible ver sus profundidades, o sea, su lecho. Durante la mayoría de su curso, aún cuando no sea un día soleado, se notan las rocas y tierra del fondo. Tal vez no haya muchos peces, pero eso no le resta demasiada hermosura, porque toda la floresta de la orilla es reflejada en su superficie. Y mientras más luminoso sean las mañanas o las tardes, más difícil será distinguir entre lo real y la copia. Las dos fotografías del río (descargables en alta resolución como las anteriores y las que seguiré subiendo) son muestra auténtica de la transparencia del líquido elemento que corre. Como di a entender, si el astro rey hubiese estado brillando en esos instantes, los cuadros que se hubiesen presentado ante mí estarían mejor pinceleados, con colores más cálidos y vivos. Y lo curioso de todo esto, es que hasta esos momentos juraba que Tioyacu significaba “aguas claras” en quechua, la lengua de los Incas. TIO= claro, YACU= agua. ¡Fatal error! El prefijo TIO en español es “frío”. Es decir, Tioyacu es lo mismo que hablar Aguas Frías. El que me salvó del pecado de la ignorancia fue uno de los hombres que cuidaban en mitad del puente, punto el cual elegí para la captura de imágenes y escenas del paisaje de alrededor. “Creo que ya debería aprender el idioma de mis ancestros”, mascullé luego de escuchar la explicación del individuo. Y hasta la fecha no agarro las riendas para aleccionarme en cuan milenaria y riquísima lengua, con la que muchos turistas y aventureros se han sentido atraídos, que incluso ha llegado a inspirar al genio de la ciencia ficción George Lucas, en su saga de Star Wars (La Guerra de las Galaxias) cuando el extraterrestre Jar-Jar la aplica… No es dable que un ser de otro mundo comprenda el quechua mejor que yo. Del encargado de controlar el puente puedo tolerarlo, pero de un anfibio descerebrado es el colmo.
Camino de ingreso al recreo turístico naciente del río Tioyacu (Rioja, Perú)
Y ya, fuera de mofas, continúo con el relato de la tirada de dedo hasta la naciente del río Tioyacu, que poco a poco ya se está pareciendo a un libro por lo profusa de su narración:… Tras mi cruzada del puente, no detuve las fotografiadas y filmaciones. La gente de allí habrá pensado que tenía el aparato pegado a mis dedos. Flashes y más flashes destellaron ese día sobre la vegetación de la ribera del Tioyacu, cerca del pueblo de Segunda Jerusalén, uno de los ejes urbanos más saltantes del distrito de Elías Soplín Vargas, conformante de los ocho de la provincia riojana. Segunda Jerusalén es la capital de su distrito, y debe su nombre al alto porcentaje de seguidores de Cristo. En Elías Soplín, con una población aproximada de 9,800 habitantes, hay un 80% que profesan la fe cristiana, teniendo un incremento anual de 10%. La religión es la Evangélica y la han predicado desde que las comunidades, partiendo de Segunda Jerusalén, se fueron constituyendo. Las personas de allí son muy organizadas y hospedadoras, nunca negarán un techo o plato de comida al visitante. En conclusión, la vida en Segunda Jerusalén y el distrito en general es pacífica. “Peace and Love”, como dirían los hippies.
Mapa de la Región San Martín (Perú) que resalta la provincia de Rioja
La placa de metal que fotografié en la herbosa orilla del río reza títulos y nombres importantes que se relacionan con la construcción del puente; además grabaron el escudo del distrito evangélico en medio y arriba de la lámina, que por cierto la adhirieron a un mojón rectangular de cemento. Aunque podrán hacerlo viendo la foto en grandes dimensiones, se lee, descendentemente, lo siguiente:

Municipalidad Distrital — 1999-2002 — Elías Soplín Vargas Segunda Jerusalén — Obra Construcción Puente ‘Río Tioyacu’ — Financiamiento: Administración Directa — Ejecutada por: Municipalidad Distrital de Elías Soplín Vargas- Segunda Jerusalén — Siendo Alcalde: Sr. Guillermo Altamirano Fernandez — Regidores: — Prof. María Gladis Villalobos de Rodríguez — Sr. Cerbio E. Chingay Centurión — Sr. Francisco Durán Diego — Sra. María Isabel Díaz García — Sr. Rogelio Pisco Salazar — “Sólo la historia juzgará nuestro trabajo” — Elías Soplín Vargas 15 de Marzo del 2001.
Placa en la entrada al recreo turístico naciente del río Tioyacu (Rioja, Perú)
Las asperezas del clima, las torrenciales y constantes lluvias y la propia humedad, están corroyendo la placa. Una década expuesta a las fuerzas de la naturaleza no es poco para desgastar el metal, sea o no sea inoxidable. Pero, según se observa, la peor parte se la llevó el muro de atrás.

Continuará...

Vía: Wikipedia
Imagen: 4

0 huellas:

Publicar un comentario

Deja tu huella y sabré que alguien pasó por aquí...


No se publicarán comentarios fuera de la temática del blog, ni mensajes que sólo tengan como interés hacer publicidad, o que contengan agresiones o insultos de cualquier tipo.
Además, no es necesario que escribas el mismo comentario; éste será aceptado o rechazado una vez sea revisado:

Videos de Me Escapé de Casa