17 junio 2020

Publicado junio 17, 2020 por con 0 comentarios

Dexametasona: 7 preguntas y respuestas básicas que debes saber sobre este medicamento


La Dexametasona es un fármaco ya aprobado y usado en el tratamiento de pacientes graves del nuevo Coronavirus en el Reino Unido. ¿Cuáles son las 7 cosas básicas que debes saber sobre este medicamento que se utiliza desde los años 60’s en el tratamiento de otros males?
Para empezar, la Dexametasona viene a ser un medicamento antiinflamatorio que es conocido desde la década del 60, y esta semana se ha convertido en el primero en ser aprobado por la comunidad médica para tratar enfermos en estado crítico de COVID-19.


La Dexametasona ha sido puesta a múltiples ensayos en el Reino Unido como parte de un amplio estudio de fármacos ya existentes que se pueden usar para el tratamiento del Coronavirus.

La Dexametasona ha demostrado su utilidad en la baja de las probabilidades de muerte en los enfermos internados por COVID-19. Los servicios médicos de Reino Unido lo han puesto a disposición de los nosocomios y centros de salud en general cuanto antes.

ÚLTIMAS NOTICIAS:

Ahora se les presenta, 7 preguntas con sus respectivas respuestas sobre este nuevo avance en la lucha para acabar con el Coronavirus:


1. ¿QUÉ ES LA DEXAMETASONA?

La Dexametasona es un esteroide, es decir, un medicamento que reduce la inflamación al actuar como las hormonas antiinflamatorias producidas de forma natural por el cuerpo.


2. ¿CÓMO FUNCIONA LA DEXAMETASONA?

La Dexametasona actúa como amortiguador del sistema inmunitario.

Cuando se trata de la COVID-19, tanto el virus mismo como la reacción del cuerpo al combatirlo, producen inflamación
Hay veces en que el sistema inmunitario se acelera. Lo que puede resultar riesgosa: la misma respuesta del cuerpo creada para atacar la infección acaba atacando las propias células del enfermo.

La Dexametasona calma este efecto
Por tal razón, este medicamento solamente es propicio para personas que ya están hospitalizadas y que están conectadas al oxígeno o la respiración mecánica, o sea, los de situación crítica.

La Dexametasona no funciona en pacientes con síntomas más leves y la supresión de su sistema inmune en ese punto no sirve para luchar contra la enfermedad.


3. ¿QUÉ TAN EFECTIVO ES LA DEXAMETASONA?

De acuerdo con los expertos que realizaron las pruebas, una de cada tres muertes se podría prevenir entre pacientes a los que se conectó a respiradores. Y para los enfermos que necesitan oxígeno, podría evitar una muerte de cada cinco. Hasta el momento no se obtuvo nada provechoso en pacientes que eran asistidos con respiración médica.


4. ¿CÓMO SE PROBÓ LA DEXAMETASONA?

La información es producto del ensayo clínico denominado “Recovery”, llevado a cabo por la Universidad de Oxford, en el Reino Unido.

Los científicos prueban si los medicamentos que ya existen para tratar otros males también se puedan utilizar en el tratamiento de la COVID-19.

Más o menos unos 2,100 pacientes han recibido una dosis diaria de 6mg de Dexametasona en los ensayos. Dicho avance se ha comparado con una muestra aleatoria de algo más de 4,300 pacientes que no se les aplicó tratamiento extra.

Los investigadores esperan que la Dexametasona poco a poco se use como parte de un grupo de medicamentos que, al juntarse en tratamientos, puedan reducir todavía más los decesos.

Sólo se recomienda a adultos, menos a mujeres embarazadas o que están dando de lactar.


5. ¿QUÉ TAN DISPONIBLE ES LA DEXAMETASONA?

La Dexametasona es un medicamento de muy bajo precio (por ahora) que ya se comercializa en grandes cantidades en todos los países del mundo.
Se creó por primera vez en 1957 y se dispuso su uso en Europa a inicios de la década de los 60’s. El fármaco ya no se encuentra bajo patente por su antigüedad, lo que supone que muchas farmacéuticas puedan fabricarlo.


6. ¿EN QUÉ SE HA USADO LA DEXAMETASONA?

La Dexametasona puede ayudar a tratar muchas enfermedades que incluyen inflamación en el cuerpo o molestias en las que el sistema inmunitario se excede.

Por nombrar, el asma severa puede provocar inflamación en las vías respiratorias y los pulmones, o además reacciones alérgicas fuertes o para el tratamiento de articulaciones inflamadas.
La Dexametasona se aplica también en afecciones autoinmunes, como la artritis reumatoide o el lupus, que son ocasionadas por el sistema inmunitario que ataca por equivocación al cuerpo (tormenta de citoquinas).


7. ¿QUÉ EFECTOS SECUNDARIOS HAY CON LA DEXAMETASONA?

Los efectos secundarios más comunes de la Dexametasona usada para otras afecciones son los siguientes: ansiedad, insomnio, subida de peso y retención de líquidos.

Y los efectos secundarios más raros son: trastornos oculares, visión opaca y hemorragia.

No obstante, los enfermos con COVID-19 requieren exclusivamente de una dosis baja en cuestión, lo cual reduce los efectos secundarios.

Fuente: El Comercio
    enviar correo       editar

0 huellas:

Publicar un comentario

Deja tu huella y sabré que alguien pasó por aquí...


No se publicarán comentarios fuera de la temática del blog, ni mensajes que sólo tengan como interés hacer publicidad, o que contengan agresiones o insultos de cualquier tipo.
Además, no es necesario que escribas el mismo comentario; éste será aceptado o rechazado una vez sea revisado:

Total de Visitas: