12 julio 2020

Publicado julio 12, 2020 por con 0 comentarios

La viróloga china que no calló, y dijo la verdad sobre el origen del Coronavirus. ¿Qué riesgo corre esta científica?

Li-Meng Yan es una científica china que declaró que desde diciembre ya se conocía del alto nivel de contagio de la COVID-19. “No se trata de política, se trata de salvar vidas”, dijo. Vídeo al final.
La historia de la científica viróloga Li-Meng Yan no se inició el 28 de abril, cuando se encontraba por subirse a un vuelo con destino a Estados Unidos. Pues antes de eso, la profesional de la Universidad de Salud Pública de Hong Kong planeó su escape, al pensar que lo que revelaría de su país a todo el mundo sobre el Coronavirus le supondría mucho más riesgo.


A través de una entrevista de FOX News, Yan declaró que el Gobierno chino conocía sobre el nuevo coronavirus tiempo antes de dar anuncio del brote de Wuhan de forma oficial. Aparte, reveló cómo sus superiores taparon su investigación al respecto, que cuyos descubrimientos, de ser revelados con anticipación, podrían haber salvado muchas vidas.

De paso, dijo que fueron ellos quienes han tenido la obligación de decirle al mundo entero, debido a su posición como laboratorio de referencia de la Organización Mundial de la Salud (OMS), que se especializa en el virus de la influenza y pandemias, en especial cuando el virus desató su propagación a comienzos del 2020.

BILL GATES NO ES NINGÚN FILÁNTROPO: PLAN DE BILL GATES RESUMIDO

Residida ahora en Estados Unidos, Yan contó que el Gobierno de su nación está trabajando para menoscabar su imagen y culpó directamente a las autoridades de atacarla de forma cibernética, con el fin de callarla.

La razón por la que vine a los Estados Unidos es porque tengo que dar el mensaje de la verdad sobre la COVID-19, soltó a FOX desde donde está oculta. Añadió que si intentaba revelar su historia en China, hubiera acabado “desaparecida o asesinada”.

Yan, una de las primeras científicas del mundo en estudiar el nuevo coronavirus, según cuenta, ha recibido en el 2019 un pedido de su supervisor y consultor de la OMS, el experto Leo Poon para llevar a cabo una investigación secreta sobre Coronavirus que se parece al SARS que surgió en China a fines del año pasado.


El gobierno de China se ha negado a permitir que los investigadores extranjeros, incluidos los de Hong Kong, investiguen en China, enfatizó. Y apuntó: Entonces recurrí a mis amigos para obtener más información”. La viróloga tenía un gran número de contactos profesionales en muchos hospitales de China, habiendo así crecido y culminado allí casi todos sus estudios.

Un colega, científico del Centro para el Control y la Prevención de Enfermedades de China, estaba al tanto de primera mano de los casos, y aparentemente le develó a Yan el 31 de diciembre acerca de la transmisión de persona a persona mucho antes de que China o la propia OMS informaran que dicha propagación fuera posible.

El 9 de enero del presente, la OMS pronunció lo siguiente: Según las autoridades chinas, el virus en cuestión puede causar enfermedades graves en ciertos pacientes y no se transmite fácilmente entre las personas (...) Hay información limitada para determinar el riesgo general de este grupo informado.


Según en la entrevista con FOX, Yan dijo que en medio de tales debates entre colegas sobre el asunto, se percató no obstante un cambio de voz inesperado entre sus compañeros. Los de Wuhan, que luego se convertirían en el centro del brote, permanecieron en silencio y exigieron al resto que no buscaran más pies al gato.

“No se puede hablar de eso, pero necesitamos usar máscaras”, recuerda lo que le pidieron sus colegas a la científica.

Durante esas fechas, la transmisión del virus iba en crecimiento desmesurado, y ya se registraron casos fuera de China. Aparte, las amenazas fueron llegando a Yan con el objetivo de que se dejase de averiguar. Tras brindar la información a un bloguero de Hong Kong residido en Estados Unidos, Li-Meng Yan ha decidido abandonar Hong Kong con destino a Los Ángeles el 28 de abril pasado, sin la menor intención de regresar.

A pesar de las denuncias de Yan, China sigue diciendo que su manejo de la pandemia fue el más prudente, que la reacción ha sido rápida y que se salvaron varias vidas. La OMS, por su lado, niega todos los errores de los que se le acusa.


Lo más indignante es que las revelaciones de Li-Meng Yan obligaron que la Universidad de Hong Kong, su ex centro de labores, haya suprimido su página web y publicara un comunicado en el que informaba de que ya no pertenece al grupo de científicos. Pero esto no ha hecho que Yan se rindiera, pues aseguró que no dejará de informar sobre los resultados de su investigación, que afirmarán con pruebas sus acusaciones contra China.

Lo que podría sucederle a esta viróloga es incierto en alguna medida, ya que si es asesinada, sería muy evidente que el Gobierno chino haya tenido que ver en el asunto, así como muchos dicen sobre Bing Liu, un compatriota de ella que hizo un gran avance en el descubrimiento de la cura contra la COVID-19.

VÍDEO RECOMENDADO: VIRÓLOGA HUYE DE CHINA Y CUENTA LA VERDAD SOBRE EL COVID-19

Fuente: Infobae
    enviar correo       editar

0 huellas:

Publicar un comentario

Deja tu huella y sabré que alguien pasó por aquí...


No se publicarán comentarios fuera de la temática del blog, ni mensajes que sólo tengan como interés hacer publicidad, o que contengan agresiones o insultos de cualquier tipo.
Además, no es necesario que escribas el mismo comentario; éste será aceptado o rechazado una vez sea revisado:

Total de Visitas: